Defensora Provincial del Afiliado

El defensor o defensora del afiliado es una figura creada en Madrid en el XVIII Congreso Nacional del Partido Popular. Posteriormente se ha trasladado a la mayoria de organizaciones autonómicas, entre ellas, la de Castilla y León que la adoptó en el XIII Congreso Autonómico celebrado en Valladolid.

El defensor o defensora del afiliado pretende ser un cauce de comunicación entre los afiliados del partido y los órganos de Gobierno y dirección; a los cuáles los afiliados pueden dirigirse para plantear sus opiniones, reclamaciones y sugerencias.

Dicho cometido se ejecuta a través de tres vertientes:

  • Por un lado, se traslada cualquier iniciativa sugerida de un afiliado hacia los órganos de dirección sirviendo la persona encargada de ser defensor o defensora del afiliado como nexo de unión entre ambas partes.
  • Por otro lado, tendrá el cometido de atender las reclamaciones de afiliados que no encuentren otro cauce estipulado en los reglamentos y órganos del partido. Asuntos que, por su naturaleza especial, no se vean contemplados dentro de la normativa de la organización. Dichos asuntos serán trasladados a la Vicesecretaria de Organización del propio partido.
  • Para finalizar, recogerá situaciones de naturaleza especial que abarquen desde litigios personales a cuestiones de difícil catalogación para darles cumplida solución. Siendo, en definitiva, el fin último del defensor o defensora del afiliado es recoger las exposiciones de los afiliados y trasladarlas a los órganos competentes del partido.

Con esto, el Partido Popular apuesta de forma decidida, una vez más, por la cercanía con sus afiliados tratando de generar un partido más abierto y dinámico.

Desde la celebración del 15 Congreso Provincial Extraordinario el cargo de Defensora Provincial del Afiliado del Partido Popular de Valladolid ha recaído en Sara Martínez Rubio.

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir envíos de spam automatizado.