El PP exige la recuperación inmediata del 100% de las frecuencias de transporte público de ferrocarril suspendidas con la excusa de la pandemia

Fecha: 
21 Sep 2020

Los Populares denuncian graves recortes en el servicio público de transporte. El Gobierno Socialista desprecia una vez más a los ciudadanos de Castilla y León reduciendo a la mitad las frecuencias y servicios ferroviarios, provocando hacinamiento y aislando especialmente a los vecinos del medio rural y exigen la reapertura inmediata de las líneas que funcionaban con anterioridad a la pandemia.

Los parlamentarios del Partido Popular de CyL denuncian el “recorte encubierto” que supone la eliminación de frecuencias ferroviarias por parte del Ministerio que dirige el Ministro Ábalos tanto en alta velocidad como en media distancia.

El PPCyL ha exigido hoy la recuperación inmediata del 100% de las frecuencias y servicios de transporte público, tanto de autobús como de ferrocarril, suprimidas en Castilla y León con la excusa de la pandemia. En un encuentro en Valladolid, en el que han participado el Secretario Autonómico del PPCyL, Francisco Vázquez, la Secretaria Nacional de Agricultura y Despoblación del PP, Milagros Marcos y el Portavoz del PP en la Comisión de Fomento del Congreso, Andrés Lorite, junto a los diputados nacionales de las  9 provincias, todos han coincidido en destacar que el Gobierno socialista desprecia una vez más a los ciudadanos de Castilla y León. “La evidencia es clara: el número de trenes que circulaban antes de la pandemia y los que circulan ahora son menos de la mitad. Se han perdido 110 trayectos a pesar de que la actividad se recuperó hace tres meses”, sostiene el  Secretario General de los populares de Castilla y León.

Una decisión unilateral del Partido socialista a través del El Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana de cerrar las líneas “que esta generando problemas muy serios de todo tipo en materia de vertebración territorial, salud, economía, laborales, conciliación, etc”.

El portavoz nacional de Fomento, Andrés Lorite considera que el gran recorte de los servicios públicos de transporte incide directamente en el incremento de riesgos para la salud de los castellanos y leoneses, “ya que al reducirse a la mitad las posibilidades de viajar los trenes van repletos y sin ninguna posibilidad de mantener la distancia de seguridad establecida por el propio gobierno como imprescindible para evitar contagios”.

Los populares han destacado que “este drástico recorte de servicios públicos ha afectado especialmente a la conectividad interterritorial que ha visto anuladas decenas de líneas, frecuencias y paradas y con ello la posibilidad de desplazarse los vecinos de  prácticamente todas las provincias, con especial incidencia en aquellas más vulnerables o de mayor edad que no tienen otra alternativa al trasporte público. Este hecho dificulta igualmente la posibilidad de mantener la actividad económica en CyL por la imposibilidad de desplazar las mercancías”.

Una consecuencia que se une a las limitaciones para conciliar la vida personal y laboral ya que en muchas ocasiones desplazamientos de ida y vuelta que se hacían en un día, ahora requieren has dos noches de pernoctación para estar una mañana. Con este mismo objetivo y pensando en las personas de menor poder adquisitivo que son las que utilizan mayoritariamente los servicios públicos, los Populares demandan  la flexibilización de los abonos para usuarios frecuentes, para adaptarse a la nueva realidad laboral provocada por la pandemia. Muchas empresas han implantado el teletrabajo que se alterna con días de trabajo presencial, por lo que al ser los plazos tan reducidos (el bono de 10 viajes por ejemplo, caduca a los 8 días) se pierden muchos viajes o hacen directamente inviable utilizar los abonos. Una flexibilización de estos plazos beneficiaría a los usuarios pero también a RENFE, pues aumentaría la demanda de los bonos en la situación actual.

Esta misma circunstancia está afectando seriamente también a la ya de por si maltrecha actividad turística, una reducción del número de turistas que ha mermado de forma grave la actividad económica de las zonas más visitadas de nuestra comunidad autónoma.

Otra de las consecuencias de la arquitectura elegida unilateralmente por el Gobierno, a la hora de eliminar frecuencias “es una vuelta de tuerca más de los socialistas hacia la despoblación del medio rural” señala Milagros Marcos, quien destaca que “a pesar de haber creado una vicepresidencia y dotar sustancialmente al comisionado para el reto demográfico, se diría que se han esforzado especialmente en dejar aislados a los pueblos de Castilla y León” en los que hay escaso o nulo personal en taquillas de estaciones, teleindicadores que no funcionan, máquinas expendedoras averiadas. En este sentido, los Diputados nacionales del PP ha comparado el importante impulso que se dio a las infraestructuras de transporte con los gobiernos del Partido Popular con la situación provocada por el actual Gobierno: “La vertebración territorial elegida por el Partido Socialista y Podemos ha dado paso al aislamiento territorial de CyL y el olvido del corredor atlántico tan necesario para el desarrollo económico de nuestra comunidad autónoma, y tan demandado por los Socialistas cuando Gobernaba el Partido Popular”.

Todo esto, ha destacado el Diputado vallisoletano José Ángel Alonso, ha provocado que “desde el PP los diputados nacionales hayamos presentado tanto preguntas Parlamentarias como una Proposición No de Ley que se debatirá precisamente mañana en el Congreso, exigiendo la inmediata reversión de los recortes y la puesta en marcha de todas las líneas y frecuencias”.

El análisis de los  servicios que estaban en funcionamiento en la Provincia de Valladolid el momento previo a la pandemia y su comparativa con la situación actual no dejan lugar a duda. El Gobierno de la Nación ningunea a los castellanos y leoneses y  ha perpetrado el mayor recorte de los servicios de transporte público de la historia”, añade Alonso.

RECORTES DE FRECUENCIAS EN VALLADOLID

El también diputado por Valladolid Eduardo Carazo ha denunciado “el recorte encubierto en el transporte público ejecutado por Ábalos”, un recorte que en la provincia de Valladolid afecta a todos los trenes: tanto en la alta velocidad como a los media distancia y regionales.

Han eliminado el 30% de frecuencias Avant, entre ellos las conexiones con Madrid a primera y última hora, con un perjuicio muy importante para los que trabajan en Madrid y viven en Valladolid. También conexiones con Ávila y Santander, y trenes regionales que afectan especialmente al medio rural” ha detallado Carazo. “Los recortes ya empezaron con el cierre de la atención presencial en el medio rural antes de la pandemia, y la crisis sanitaria no puede servir para recortar servicios a nuestra Comunidad. Una vez más, a Valladolid le va mal cuando el PSOE está en la Moncloa”.