En el debate de Junta de Portavoces de la Cadena SER de Valladolid

La modificación del PGOU propuesta por el tripartito “congela” la ciudad de Valladolid

LA MODIFICACIÓN DEL PGOU PROPUESTA POR EL TRIPARTITO “CONGELA” LA CIUDAD DE VALLADOLID
Fecha: 
26 Nov 2018
  • La propuesta de reforma del Plan General de Óscar Puente condena a la ciudad a un retorno al pasado en lugar de al futuro que los ciudadanos merecen.
  • El documento es la certificación de la renuncia al soterramiento y las posibilidades de crecimiento de la zona Este de la ciudad.
  • La descoordinación del Gobierno Municipal va a impedir que el procedimiento se concluya en el presente mandato.

La propuesta de modificación del Plan General de Ordenación Urbana del tripartito se hace de espaldas al alfoz de la ciudad pese a haber pedido la constitución de una Mancomunidad General de Interés Urbano. Todo ello quiere decir que no se apuesta por el Valladolid de los 400.000 habitantes porque se les pone una frontera a los vecinos del alfoz y todo ello teniendo en cuenta que muchos de ellos trabajan en Valladolid y también proceden de Valladolid y les gustaría volver a Valladolid.

En definitiva, el proyecto de PGOU congela el futuro de la ciudad y las pocas inversiones que se van a realizar no van a permitir el desarrollo de la ciudad. Un claro ejemplo de todo ello es que se abandonan proyectos tan importantes para la ciudad como el soterramiento de la línea férrea a su paso por la ciudad. Soterrar las vías es lo que realmente haría crecer a la zona Este de la ciudad y, sin embargo, el Tripartito lo ha condenado.

Frente al soterramiento que se va a llevar a cabo en numerosas ciudades de toda España el alcalde de Valladolid va a ser el único que condene a los vallisoletanos a una ciudad partida en dos por las vías del tren. Esto es algo que se podrían afrontar en la reforma del PGOU pero que el tripartito no quiere asumir.

El gobierno municipal simplemente pretende construir una serie de túneles y pasarelas que lo único que hacen es llevar a la ciudad al pasado en lugar de al futuro que todos pretendemos.

La descoordinación del gobierno municipal además va a impedir que la modificación esté en marcha en este mandato y los vallisoletanos tendremos que esperar para poder ver algo que el alcalde había prometido.