EL GRUPO POPULAR EN EL SENADO EXIGE AL GOBIERNO QUE SE REPLANTEE SU POLÍTICA SOBRE EL DIÉSEL ANTE EL RIESGO QUE SUPONE PARA EL EMPLEO EN EL SECTOR DE LA AUTOMOCIÓN EN VALLADOLID

Fecha: 
08 Oct 2018
Lugar: 
Sede Provincial del PP de Valladolid
  • Los populares presentan una moción en la que proponen una serie de medidas para una transición energética real y que no afecte a los bolsillos de las familias.
  • Los senadores del Partido Popular defenderán la unidad de los constitucionalistas frente al independentismo y la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
  • Miguel Ángel Cortés, Alberto Gutiérrez Alberca y Arenales Serrano, defenderán una vez más los intereses de los vallisoletanos en el Pleno del Senado de los días 9 y 10 de octubre.

Valladolid, 8 de octubre de 2018.- El Grupo Popular en el Senado exige al Gobierno de Pedro Sánchez a través de una moción, consecuencia de una interpelación a la que la ministra no respondió, una rectificación en sus políticas relativas al diésel y su intención de elevar la tasa impositiva a los usuarios de vehículos que funcionan con este combustible.

Los senadores del Partido Popular por Valladolid, Miguel Ángel Cortés, Alberto Gutiérrez Alberca, Arenales Serrano consideran que la decisión precipitada y propagandística del Gobierno socialista pone en serio riesgo un sector tan importante para la economía de la provincia de Valladolid. Miles de trabajadores de la mayor empresa de la provincia -Renault- y de las decenas de empresas auxiliares del sector podrían verse afectados con la consiguiente pérdida de empleo y competitividad. El Partido Popular entiende que la política de gestos que abandera el Gobierno Sánchez sólo sirve para poner en riesgo el crecimiento económico y el bienestar de miles de trabajadores de la provincia de Valladolid.

El nuevo escenario marcado por la indefinición, los “globos sonda¨, y la improvisación están generando de antemano graves pérdidas para el sector puesto que la inseguridad generada por los anuncios del Gobierno ya está repercutiendo negativamente en la venta de este tipo de vehículos en los concesionarios de toda España.

Los efectos perniciosos de este ataque injustificado por parte del Gobierno a los vehículos diésel supone, además, otra amenaza directa a sectores tan importantes para la economía vallisoletana como la agricultura y el transporte. Los profesionales del sector verán cómo su actividad profesional se complica aún más tanto desde el punto de vista organizativo como económico. El anuncio de nuevos impuestos a los carburantes -aunque se bonifique para los profesionales del sector- no hace sino complicar procesos productivos ya de por si complejos que soporta un sector esencial para el mantenimiento de la población en el medio rural como son la agricultura y la ganadería.

ABARATAR LA ENERGÍA. Mientras el Partido Socialista pretende elevar la carga impositiva que sufren miles de conductores en nuestro país el Partido Popular ha presentado una Proposición de Ley en el Congreso que permitiría eliminar el impuesto de producción de la energía eléctrica.

La Proposición de Ley del Partido Popular tendría como consecuencia directa e inmediata una bajada sustancial del recibo de la luz para los hogares de toda España.

El balance el Gobierno Sánchez con respecto al gasto energético de las familias es una subida del 3% en el mes de agosto y del 3,4% durante la primera quincena del mes de septiembre. Y para solucionarlo sólo ha respondido con el cierre de las centrales térmicas y el final de la minería del carbono que tanto afecta a toda España y a Castilla y León en particular.

COMPROMISO CON POLICÍA Y GUARDIA CIVIL. El partido Popular siempre ha mostrado su apoyo a Policías y Guardias Civiles destinados en Cataluña y que en los últimos meses están sufriendo acoso y agresiones constantes por parte de los independentistas.

El Partido Popular exige al Gobierno a través de una moción que defienda a nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y a sus familias, porque para poder desempeñar sus competencias no pueden seguir sufriendo coacciones y presiones allí donde desarrollan su labor en defensa de los derechos de los ciudadanos, la salvaguarda del orden y la seguridad y la vigencia de nuestra Constitución.

Por todo ello el Grupo Popular también insta al Ejecutivo de Sánchez a establecer un complemento de territorialidad que comprende esta presión que soportan los antes por parte de los independentistas violentos.