30 de Mayo de 2017

El Partido Popular, representantes sindicales, académicos y colectivos de jubilados y pensionistas de Valladolid manifiestan que es necesaria una reforma seria, profunda y sobre todo consensuada, en materia de pensiones

Volver compártelo Versión imprimibleEnviar a un amigo
20/01/2011
En el cuarto foro ciudadano organizado por el Partido Popular de Valladolid con el título “Las pensiones, nuestro futuro”, los participantes, Antonio Díez Méndez, Delegado Provincial del Sindicato CC.OO. de Valladolid, Balbino Lozano Vicente, Secretario de la Confederación Regional de Jubilados y Pensionistas de Castilla y León, Noemí Serrano Argüello, Profesora Titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Universidad de Valladolid y Tomás Burgos Gallego, Diputado Nacional y Portavoz del Partido Popular en la Comisión del Pacto de Toledo, consideran que en la reforma de las pensiones el objetivo fundamental debe ser conseguir prolongar la vida laboral de los españoles, sin necesidad de modificar la edad legal de jubilación establecida hoy en 65 años.

El Partido Popular de Valladolid considera que la continuidad laboral de los españoles hasta alcanzar la edad legal de 65 años y la prolongación voluntaria e incentivada en la vida laboral de los trabajadores más allá de los 65 años son objetivos fundamentales en materia de pensiones.

Intervinientes en el IV Foro Ciudadano Las Pensiones, Nuestro Futuro

Destacamos algunas de las valoraciones que los invitados al debate han realizado en relación a las pensiones:

LA PROFESORA TITULAR DE DERECHO DEL TRABAJO Y DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN LA UNIVERSIDAD DE VALLADOLID, NOEMI SERRANO ARGÜELLO, HA DICHO LO SIGUIENTE:

“La revisión del Pacto de Toledo de 2011, abre el debate sobre unas serie de aspectos sobre los que conviene reflexionar, entre otros:

  • La tardanza en la revisión del Pacto de Toledo.
  • El sistema de financiación de las pensiones y sus perspectivas de futuro a la vista de la pirámide de población y de las tasas de empleo.
  • El fracaso de los estímulos a la prolongación de la vida laboral, no aceptados por empresarios, trabajadores, ni por el propio poder público.
  • El alargamiento de la edad de jubilación.
  • En cuanto a las RECOMENDACIONES PACTO TOLEDO 2011 en relación con la pensión de jubilación, la Comisión señala dos tipos de recomendaciones: genéricas, que afectan a distintas prestaciones (incluida la jubilación) y específicas para la jubilación.
  • Son recomendaciones genéricas, entre otras, la propuesta de ajustar las bases de cotización a los salarios reales; que el cálculo de las pensiones se acerque a los periodos de cotización real; una única fórmula para la base reguladora de cada una de las prestaciones.

Dentro de las recomendaciones específicas para la jubilación, se puede destacar, en relación a la edad de jubilación, que se ve como objetivo aumentar la edad real de jubilación y teniendo en cuenta la expectativa de vida después de los 65 años, se estima que es amplio el conjunto de medidas que se podrían adoptar, pero NO SE ALCANZA UN CONSENSO RESPECTO A LA EDAD LEGAL DE JUBILACIÓN. Así el consenso es solo de mínimos en materias como:

  • Conceder mayor relevancia a la carrera de cotización de cara al cálculo de su pensión, para favorecer que la edad real se aproxime a la edad legal.
  • Erradicar con carácter general la jubilación anticipada como medida de regulación de empleo, si bien con excepciones.
  • Reducir las once fórmulas existentes hoy de acceso a la jubilación, por excesivas.
  • Incentivar la prolongación de la vida laboral más allá de la edad ordinaria de jubilación, mediante la combinación de incentivos fiscales, sociales y laborales.
  • Incrementar posibilidades de compatibilidad de pensiones y trabajo/salario.
  • En el marco de la política de igualdad de la Unión europea se debe combatir la discriminación por edad en relación con el abandono prematuro del mundo laboral. Remover legislación de jubilación obligatoria. No establecer un límite de edad para el trabajo (en atención a la capacidad).

EL DELEGADO PROVINCIAL DE CC.OO. DE VALLADOLID, ANTONIO DÍEZ MÉNDEZ, HA DICHO LO SIGUIENTE:

“La intención del Gobierno de retrasar hasta los 67 años la edad legal de jubilación ha contado siempre con la radical oposición de los sindicatos. A juicio de CC.OO. la prolongación de la edad de jubilación es una medida injusta e innecesaria, que pone en riesgo el consenso social y político que desde hace más de 15 años ha acompañado a las sucesivas reformas del sistema público de pensiones.

Los sindicatos somos los más interesados en preservar la viabilidad futura del sistema público de pensiones. Son los trabajadores y trabajadoras los principales beneficiarios de unas prestaciones que con sus cotizaciones durante toda la vida laboral han merecido. Y son ellos los que más deben velar por mantener y mejorar los niveles de protección social en el futuro ante los retos demográficos y financieros que se le presentan al sistema.

Por eso CCOO está dispuesta a buscar alternativas y propuestas que no pasen por reducir o eliminar ni derechos actuales ni expectativas de derecho de los trabajadores. Con este fin ha insistido en que frente a la obsesión del Gobierno por actuar única y exclusivamente sobre el gasto de las pensiones, recortando sustancialmente las prestaciones, es necesario avanzar en tres escenarios alternativos que, a nuestro juicio, ayudarán a racionalizar el debate sobre las pensiones y garantizar su viabilidad futura:

  • Desvincular la reforma del sistema público de pensiones del origen y desarrollo de la crisis financiera y económica.
  • Hace falta una reforma equilibrada que preserve las características básicas del sistema, de reparto, contributivo, redistributivo entre territorios y niveles de renta, y fundamentalmente solidario. Hay que incrementar los ingresos, aumentando las bases de cotización máximas y mínimas, vinculadas estas últimas al crecimiento del SMI; incrementando las aportaciones públicas al sistema y mejorando las bases de cotización en los regímenes especiales.
  • Mejorar las pensiones implica actuar sobre el mercado de trabajo y la creación de empleo, de mejor calidad, con mayor tasa de actividad femenina y menor tasa de desempleo juvenil.

CCOO está dispuesta a buscar alternativas y propuestas que no pasen por un recorte injustificado de los derechos y expectativas de los actuales y futuros pensionistas. Trabajará con decisión y firmeza para sacar adelante sus propuestas en la mesa de negociación con el Gobierno”.

EL SECRETARIO DE LA CONFEDERACIÓN REGIONAL DE JUBILADOS Y PENSIONISTAS DE CASTILLA Y LEÓN, BALBINO LOZANO VICENTE, SEÑALA QUE:

“La Confederación Regional de Jubilados y Pensionistas de Castilla y León ve con enorme preocupación la situación de la mayoría de los jubilados y pensionistas de Castilla y León. Una característica de nuestras pensiones es la disminución alarmante de nuestro poder adquisitivo, debido al incremento de los precios en general, y en particular el de artículos de primera necesidad como la energía eléctrica, el butano o los carburantes, que repercute en el aumento de todos los demás. También el reciente incremento del IVA.

Todo esto se agrava si se une a la necesidad de ayudar a nuestras familias, hijos y nietos fundamentalmente, que se ven todavía más afectados, ya que hay que añadir a los graves problemas que nos afectan a nosotros por la crisis económica el del paro, y hacer frente a los gastos corrientes de cualquier familia: educación, sanidad, alquileres o adquisición de vivienda e hipotecas, etc.

Por todo ello desde la Confederación Regional vamos a estar vigilantes para que actuaciones o decisiones políticas equivocadas no dilapiden el estado de bienestar que hemos construido con nuestro trabajo y nuestro sacrificio, y que constituye el mayor legado que podemos dejar a nuestros hijos y nietos.

Las personas mayores seguimos siendo activas, en todos los órdenes de la vida, y si es necesario nos movilizaremos para que sean respetados todos nuestros derechos que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir”.

EL DIPUTADO NACIONAL Y PORTAVOZ DEL PARTIDO POPULAR EN LA COMISIÓN DEL PACTO DE TOLEDO, TOMÁS BURGOS, SEÑALA QUE:

“En España se produce un hecho paradójico y es que obligamos muchas veces a jubilarse a quien no quiere, pero también a la vez obligamos a jubilarse más tarde a quien quiere hacerlo antes. Por ello el criterio o principio del que ha de partirse es el de la libertad del trabajador en relación a la edad de jubilación.

Eso sí, la prolongación de la vida laboral de los ciudadanos se considera un objetivo relevante en orden a garantizar el acceso a un nivel de prestaciones adecuado tras la jubilación y favorecer la sostenibilidad del sistema de pensiones. Para ello hay que analizar la realidad social y económica de España en la actualidad y su previsible evolución futura, y atender a sus características, para adoptar aquellas medidas que más adecuadas resulten para la consecución de ese objetivo.

Solo desde el consenso se puede actuar en esta materia. El Partido Popular de Valladolid siempre ha defendido el consenso en esta materia tan sensible para todos, pero muy especialmente para los vallisoletanos dada nuestra estructura poblacional.

En definitiva, de lo que se trata en esta materia de la edad de jubilación es de sustituir una lógica de la imposición y la obligatoriedad en relación con la edad de jubilación por una lógica de flexibilidad y libertad de elección individual en un marco normativo ordenado.

Así la primera prioridad debe ser acercar la edad real de la de jubilación a la edad legal actual, establecida en 65 años, favoreciendo la empleabilidad de los trabajadores mayores de 50 años, que presentan tasas de empleo inferiores a las de los países de nuestro entorno. Además el acceso a la jubilación anticipada en nuestro país se produce en gran medida no desde la actividad sino desde la situación de desempleo, por lo que los datos sobre edad real de jubilación han de ser analizados desde esta óptica.

Hay mucho recorrido para aumentar la edad efectiva de jubilación. Ello es prioritario cuando en España se jubilan anticipadamente contra su voluntad un número muy importante de personas al año. Más de la mitad del total de jubilaciones se producen antes de los 65 años, y una de cada 5 lo hace con 60 años.

Por otro lado la prolongación de la vida laboral más allá de los 65 años debe estimularse adecuadamente para resultar atrayente para un número creciente de personas en España. Los ciudadanos que pueden y desean seguir en activo más allá de esa edad han de encontrar incentivos suficientes como para que su decisión obtenga reconocimiento social suficiente. La voluntariedad en la decisión puede verse favorecida y reforzada por un conjunto de medidas que obtengan resultados no solo desde la satisfacción de un deseo individual sino desde la consecución de un objetivo social de indudable interés colectivo, y que por ello resulta adecuado el apoyo público.

Intervinientes en el IV Foro Ciudadano Las Pensiones, Nuestro Futuro

Mujeres en Igualdad Fundación Humanismo y democracia Fundación FAES Nuevas generaciones Partido Popular Valladolid - Calle Alcalleres 1, 1º
47001 - Valladolid - Tel:983 35 08 00 - Fax:983 33 11 44